Español | English
PONENTES
Búsqueda
Nacho Manzano

Restaurante Casa Marcial Dirección C/ La Salgar, s/n. Parres (Arriondas) Website www.casamarcial.com

El toque Manzano

El éxito no le ha vuelto gilipollas. Nacho Manzano no dice que el sentido musical de su cocina le viene de su abuelo que tocaba el violín, como afirman sin pestañear algunos cocineros de la élite. No. Un respeto. Nacho Manzano sigue siendo un chico sencillo, amable, sonriente, improvisador y despistado. El octogenario firmante le ha visto crecer y multiplicarse –tiene una hija con una colega de oficio con la que vive en amor y compaña- y fue el primer gastrólogo que publicó una semblanza de este caballero de los fogones en una revista nacional cuando el señor Manzano hacía sus primeras armas en Casa Marcial.

Pasados algunos años –poquitos, eh, poquitos- el cocinero que nos ocupa regenta una decena de restaurantes en el Reino Unido que propagan el aroma Manzano, el toque de la familia, por las tierras en que reina su Graciosa Majestad y, según he podido comprobar, la fórmula misteriosa que define a este cocinero singular se esparce por las Islas Británicas ante la complacencia general de indígenas y foráneos.

A don Nacho el triunfo le ha convertido en ubicuo, en un artista coquinario que está en todos los sitios; puede ponerse el bombín y presentarse en uno de sus restaurantes de Londres, abrir una tartera y olisquear su contenido y por la noche, tan  guapamente, cocinear con remango en Gloria, La Salgar, El Palacio de la Riega o Casa Marcial, su buque insignia. Lo importante es que el comer sea una fiesta, que el comensal disfrute y que las papilas gustativas del prójimo que visita uno de sus restaurantes griten alborozadas y se digan unas a otras: ‘qué maravilla, qué sabor, qué elegancia; este cocinero, caramba, sabe muy bien lo que se hace’.

Los hermanos Manzano ya forman una saga –él tiene dos estrellas Michelín y Esther una, pero se esfuerza cada día para conseguir la segunda-  y ambos pelean para que el estilo de la familia, que es hijo del medio rural asturiano que los vio nacer, conquiste los paladares con sus sabores telúricos, auténticos, sin artificios superfluos. En la cocina de los Manzano todo es verdad, nada es de guardarropía; en el plato hay patria y biografía, recuerdos de tíos difuntos, fantasmas familiares, ternuras de abuelos que ya no están, amores perdidos y también sofisticación y cultura culinaria; hay viajes y experiencias recientes, mestizaje, mezcla de sabores, armonía y nunca, jamás, se produce la disonancia de un flautín que desafina, pierde el compás y se establece por su cuenta.

Los Manzano practicaban la llamada cocina de kilómetro cero mucho antes de que los esnobs inventasen el término. Tienen de todo cerquita de su casa: un vecino que cría para ellos los afamados pitus caleya, los pollos de corral, y otros que aportan las lechugas, los tomates, las patatas, ‘les fabes’, los pescados y mariscos que trufan con los que le ofrece el mercado global del ancho mundo. Pasen, pasen y vean y escuchen lo que tienen que decir los primeros espadas de la cocina del Principado de Asturias. Me lo agradecerán.

por José Manuel Vilabella

MÁS RESTAURANTES
Restaurante Nacho Manzano Dirección Para más restaurantes por favor visitar www.casamarcial.com / www.ibericarestaurantes.com
RECETAS

(c) 2014-2017 Foro de Debate - Aviso Legal