El Gobierno además les permite aplazar hasta el 30 de junio las deudas con la Seguridad Social y establece una moratoria de sin intereses en el pago de las cotizaciones de los días trabajados en marzo

csoriano
27 de Marzo de 2020

Los autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) podrán aplazar hasta seis meses el pago de las cuotas de la Seguridad Social. El Gobierno finalmente ha atendido a la reivindicación que venían haciendo desde ambos colectivos que venían demandando en las últimas semanas más medidas para aliviar una situación que califican en muchos casos de «asfixiante», pues muchos han tenido que paralizar su actividad pero tienen que seguir haciendo frente a todos los gastos. Así, el Consejo de Ministros ha aprobado una moratoria en el abono de las cotizaciones sociales que, no obstante, no ha satisfecho a todos. Esta moratoria beneficiará a todo aquel autónomo que no se haya podido acoger a la prestación por cese de actividad extraordinaria aprobada por el Gobierno en los primeros paquetes de medidas para combatir los efectos económicos del coronavirus, una ayuda que hasta ahora han solicitado unos 370.000 trabajadores por cuenta propia, es decir, apenas un 10% de un colectivo formado por más de 3,2 millones de trabajadores. No obstante, se estima que cerca de 800.000 pidan disfrutar de esta ayuda, lo que significa uno de cada cuatro, según estima ATA.

Los autónomos podrán beneficiarse de esta moratoria para pagar sus cuotas de mayo a junio siempre y cuando las actividades no se hayan suspendido, mientras que los del Régimen General podrán disfrutar de la moratoria en las cotizaciones de abril a junio.LaTesorería General de la Seguridad Social será la encargada de otorgar estas moratorias sin intereses y con un plazo máximo de seis meses. Sin embargo, las empresas o autónomos que deseen beneficiarse de esta medida tendrán que solicitarla cada mes durante los primeros días naturales, según establece el Real Decreto.

La moratoria no se aplica a las empresas que tengan exenciones por haberse acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). No se establece tampoco una moratoria para el periodo de ingresos que ya ha finalizado por lo que las cuotas de marzo que ya se han pagado no se devolverán.

Por su parte, podrán acogerse a un aplazamiento de las cuotas las empresas y autónomos incluidos en cualquier régimen siempre que no tengan otro aplazamiento en vigor. Se aplicará para aquellas deudas con la Seguridad Social cuyo plazo de pago esté comprendido entre abril y junio y no se les aplicará el interés legal. El plazo para poder solicitarlo se alarga hasta el 30 de junio.