El sumiller de El Celler de Can Roca, Pitu Roca; el artista flamenco Diego del Morao, y el enólogo de González Byass, Antonio Flores, han presentado “Jerez entreverao”, un documental que hermana los vinos de Jerez y los plaos flamencos. La premiere con cata guiada ha cerrado los talleres de Reale Seguros Madrid Fusión 2019.

csoriano
30 de Enero de 2019

El sumiller de El Celler de Can Roca, Josep Roca, y el artista flamenco Diego del Morao, con la inestimable participación del enólogo de González Byass, Antonio Flores, han despedido con maridaje los talleres de Reale Seguros Madrid Fusión 2019. Los tres han presentado en exclusiva el documental “Jerez “entreverao”, dirigido por Jorge Martínez, y donde Roca y Del Morao establecen un diálogo real y artístico sobre el vino y el flamenco.

El video, que ya está disponible en las plataformas digitales de González Byass, se grabó en la bodega fundacional de González Byass de Jerez, y muestra el encuentro de ambos artistas, donde se maridan con palos flamencos hasta siete caldos jerezanos. Son un mosto, maridado por Del Morao con una alegría; Fino de Añada 2010 y 2011, con una bulería; Alfonso 1 /6, con una soleá; XC Palo Cortado “de ida y vuelta”, con una soleá por bulerías; Pio X 1903, con un tiento, y Trafalgar 1805, con una seguidilla.

Antes de la proyección en exclusiva, sus tres protagonistas se volvieron a encontrar “junto a un cuarto”, como comentaba Flores, la guitarra “La Maestra”, la guitarra de Paco de Lucía que no pudo llegar a estrenar. Los cuatro subieron al escenario y maridaron en palabra y guitarra dos de los siete vinos del vídeo, que el público asistente pudo probar en una cata guiada por el sumiller de El Celler de Can Roca pocas veces vista.

Antes, Roca puntualizaba su amor por los vinos de Jerez: “Somos de un barrio (Taialà-Germans Sàbat) a las afueras de Girona que se construyó gracias a los emigrantes  andaluces. Por ello, en mi niñez y juventud, escuchaba flamenco y los olores de Jerez me eran familiares”, explicaba. Después, hizo un repaso por la influencia de estos vinos en la cocina actual de El Celler, donde “hemos creado muchos platos a partir de ellos”. Se centró en el actual “Secuencia del vino de Jerez”, una sinfonía de platos “que te transportan” a las bodegas andaluzas.

“Ahora, en la bodega de El Celler atesoro más de 200 marcas de vinos de Jerez. Me siento un jerezano más”, comentaba. “Para ser jerezano no es obligatorio nacer en Jerez. Pitu lo es”, ratificaba Flores. “La verdad es que Jerez es una tierra que siento muy próxima, y que cuento a todos los visitantes que vienen al Celler. Contiene una historia única, como el flamenco”. Y ambos mundo se unían.

Flores finalizaba la explicación señalando al público: “Pitu es jerezano, Diego también. A partir de ya, todos vosotros también formáis parte de nuestra historia”. Aplausos y emoción en palabras y gastronomía. Finaliza Reale Seguros Madrid Fusión 2019.