Begoña Rodrigo

 

lrodriguez
octubre 25, 2018
Begoña Rodrigo   La coherencia, la elegancia y el sentido de la estacionalidad son atributos que distinguen y dan significado a la cocina de Begoña Rodrigo, en contraste con el efectismo de la gastronomía sin causa que a veces prospera. Desde sus inicios, evidencia un tono propio que caracteriza sus propuestas en el plato, con vigor autodidacta ante el producto de mercado e interpretación diferente. Begoña es un modelo de autenticidad al servicio de un oficio que la mujer perfila con mayor competitividad y va camino de convertirse en un ejemplo imprescindible.   Nacida en Valencia en 1975, comenzó a trabajar en el despacho de pan de su madre en la localidad de Xirivella, aunque pronto decidió marcar el rumbo de su futuro estudiando Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Valencia. Y mientras estudiaba, trabajaba en ocasionales empleos hosteleros. Con 21 años, ganada por la cocina, escogió Holanda como residencia, incorporándose a la plantilla del hotel Ámsterdam Marriot, donde alcanzó la función de jefa de partida. El restaurante Quoy, de la capital holandesa, el del Hotel Karel V, en Utrecht –que contaba con una estrella Michelin– y el Aquarium, en Londres –club privado distinguido con 2 estrellas, donde permaneció 6 años como jefa de partida–, completaron su experiencia en el extranjero. De regreso a Valencia, formó parte del equipo de La Sucursal, de Vicente Torres, durante 5 meses y, a finales del año 2005, decidió establecerse por cuenta propia con La Salita, en Valencia.   En el año 2013, abierta siempre a nuevos retos, Begoña Rodrigo se presentó al programa de Antena 3 Top Chef, convirtiéndose en ganadora de la primera edición ante un jurado compuesto por grandes maestros de la cocina como Joan Roca, Martín Berasategui, Eneko Atxa, Quique Dacosta, Pedro Subijana, Juan Mari Arzak y Karlos Arguiñano, además de los dinamizadores del reality-show: Alberto Chicote, Susi Díaz y Ángel León.   Begoña Rodrigo es autora del libro El Sabor de la Elegancia, un prodigioso testimonio, literario y gráfico, de su intransferible estilo. Y al éxito de La Salita acaba de añadir la filosofía culinaria de Nómada by Begoña Rodrigo, de Aldaia (Valencia), un recorrido trasgresor y asequible por las cocinas del mundo.   Por Ana Mediavilla