Daniel Ovadia

WMvocento_admin
octubre 3, 2018

Daniel Ovadía, con sólo 28 años de edad y una joven madurez que no esconde, cuenta ya con dos restaurantes de primer nivel en la ciudad de México, servicio de catering en toda la República, su propia línea de mezcales, tequilas y vinos, una línea de ensaladas para puntos de
venta en tiendas de autoservicio, una consultora culinaria, una empresa
dedicada a la mixología y un sinnúmero de reconocimientos tanto nacionales como internacionales que han logrado posicionarlo como el chef mexicano más exitoso de su generación.
"Siempre quise estar en la cocina. No puedo decirte que tuve un momento de descubrimiento, pero desde niño me gustaba estar encendiendo las estufas y experimentando con los alimentos". 
Su carrera comenzaba en el restaurante Óstrica, donde poco a poco, mientras continuaba estudiando Administración de Empresas, fue construyendo y forjando su personalidad: "Confirmé que esto es mi
vida. Imagínate que un día, previo a mi examen final de Finanzas, me avisaron que a la cocinera le había estallado la olla exprés. Comprendí que hay prioridades y corrí de inmediato al restaurante; en ese momento comprendí que mi vida estaba en la cocina" comenta el chef.
Estando ahí fue también donde recibiría un golpe del destino, un incendio del restaurante que lograría que Ovadía con su innegable inteligencia, creatividad y conocimiento del negocio, surgiera literalmente de las cenizas para poder crear su primer concepto: Paxia San Ángel.
Con esto por fin podría lograr reunir un grupo de talentosos jóvenes donde abierta y libremente pudiera expresar su pasión, especialmente aquella de enaltecer la gastronomía mexicana y la historia detrás de cada uno de los elementos que la componen. Y no duda en compartirlo: una de las chefs que más admira es Carmen "Titita" Ramírez Degollado, una de las mejores amigas de su abuela, quien ha sido una incansable defensora de la cultura gastronómica mexicana, sus raíces, sus colores y sabores y quien viendo el talento del joven Chef cuando apenas comenzaba, le dio el consejo de "innovar la cocina mexicana". Ovadía, con disciplina y mucho
trabajo, lo hizo y lo sigue haciendo en cada uno de sus platillos. 
Con profundo conocimiento de cada uno de los ingredientes nacionales que se utilizan en su cocina, una magistral técnica y la firme idea de cambiar la forma tradicional de degustar la cocina mexicana, Daniel comienza a plasmar en cada platillo una historia; una historia de algún lugar de nuestro país, una historia de innovación, una historia de una nueva
forma de comer y compartir. Es así como se define Paxia.
Por medio de presentaciones originales, vanguardistas, pero con sabores que inmediatamente brincan en el recuerdo, este talentoso artesano culinario plasma como una obra de arte todos los elementos para que a través de los sentidos se tenga una experiencia orgásmica.
Paxia ha evolucionado y hoy es sinónimo de una cocina de buen nivel. Su cocina se perfecciona al máximo: ningún platillo llega a la carta sin al menos un mes de prueba y una larga investigación gastronómica.
Como joven y como artista, no tiene miedo a romper estereotipos o paradigmas, al contrario, siente gran orgullo cuando comenta que en sus restaurantes uno come con las manos, se sirven tacos y también aguas frescas en la mesa. No hay reglas, más que lograr que el comensal tenga una experiencia sensorial completa.
Técnicas prehispánicas y actuales; rústico y contemporáneo; tradición y modernidad; son algunos de los contrastes que armoniosamente el chef Ovadía conjuga con la única finalidad de resaltar al máximo las propiedades de cada ingrediente emplatado. Toda acción tiene una justificación
técnica e histórica; en la cocina de Daniel Ovadía nada es coincidencia ni
resultado de la suerte.
Marco Beteta

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>