Sergio Bastard

WMvocento_admin
octubre 3, 2018
Sergio Bastard, la inspiración y el escenario   Los lugares y los cocineros van definiendo con su trayecto el destino gastronómico y la autoridad de los restaurantes. La Casona del Judío es un espectáculo arquitectónico del Santander periférico que goza de unos 14 años de actividad relevante en el ámbito gourmet y escénico. Los hermanos Benzanillo promovieron inicialmente la actividad del histórico caserón indiano del XIX, con una oferta culinaria similar a La Mulata, su tradicional restaurante del centro: pescados salvajes, arroces caldosos, carnes rojas a la parrilla y asadores de leña. El ilustrador José Ramón Sánchez instaló en sus variados recintos los imponentes retratos de diez judíos contemporáneos –de Kafka a Chagall, de Freud a Woody Allen o de Einstein a Spielberg– como si fueran invitados permanentes al festín. Fue la temporada inicial, más espectacular que culinaria, a la que el chef Jesús Sánchez añadió después su cocina de sensatez y sensibilidad con las gratas resonancias del Cenador de Amós. La llegada de Sergio Bastard, propiciada por el propio Jesús, ha consolidado la dimensión gastronómica del establecimiento, prolongando la presencia inexcusable del producto local con una inspiración imparable que da una respuesta versátil a todo tipo público y garantiza una superación permanente.   Sergio es un chef nacido en Barcelona que, a punto de cumplir los 40 años, se ha instalado en la madurez del oficio con un itinerario formativo impecable, que incluye la licenciatura en derecho por Valladolid y la de cocina en la Escuela de Luis Irízar en San Sebastián. Su recorrido en prácticas contiene referencias tan notables como Arzak, Nicolasa, Kokotxa y Alameda, en Guipúzcoa, o Zortziko y Gamíniz, en Vizcaya.  Desde 2011, al frente de La Casona, Sergio Bastard es un chef de inspiración creciente que acredita significativas aportaciones, entre las que se ha hecho particularmente célebre su salmuria, expresada a partir de anchoas del Cantábrico y participe de sugerencias culinarias especialmente apreciadas. En 2013, Bastard obtuvo del premio Giraldo a sus elaboraciones con bacalao y su establecimiento ha merecido el reconocimiento de la guía Michelin como Bib Gourmand, por su excelente relación calidad-precio.   Por Luis Cepeda