MANZANA CON GORGONZOLA Y VELO DE SIDRA

 

INGREDIENTES (4pax):

 

Manzana:

4 manzanas de sidra. (Variedad pumarín)

50 gr. de azúcar

2 nueces de mantequilla

Crema de gorgonzola:

2 huevos

160 gr. de azúcar

200 gr. de nata montada

400 gr. de queso gorgonzola

Velo de sidra:           

500 ml sidra natural

3 hojas de gelatina

3 gramos de agar-agar

ELABORACIÓN:

 

Manzana: Pelar y cortar las manzanas en cuartos, y estos a su vez por la mitad, de unos 3 cm más o menos. Colocar en una sartén antiadherente procurando que todos los pedazos toquen el fondo de la misma, sin estar ni demasiado apretados, ni demasiado separados. Añadir la mantequilla y el azúcar uniformemente. Tapar la sartén y cocinar a fuego fuerte sin mover el conjunto, durante 4-5 min. aprox., o hasta comprobar que la base de las manzanas se haya caramelizado.

 

Crema de gorgonzola: Mezclar los huevos con el azúcar y batir enérgicamente. Añadir el gorgonzola con cuidado de que se integre bien y la mezcla quede cremosa. Por último incorporar delicadamente la nata montada, para que no se baje.

 

Velo de sidra: Calentar una parte de la sidra a fuego suave, con el agar disuelto y llevarlo a 80º C. Bajar la temperatura a 45º C y disolver entonces las hojas de gelatina, previamente hidratadas en agua fría. Incorporar el resto de la sidra y verter la mezcla en bandejas con 2 mm. de grosor.

 

 

 

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

 

Disponer entre 8 y 10 trozos de manzana caliente agrupados, con el lado caramelizado hacia arriba. Cubrir cada una de las porciones de manzana con un rectángulo de velo de sidra. Dar un golpe de calor en la salamandra para que el velo se adhiera a la manzana. Terminar con unos granos de sal encima del velo y 2 cucharadas de crema de gorgonzola alrededor de la manaza.