La ponencia de Ángel León era una de las más esperadas en la última edición de Reale Seguros Madrid Fusión. El chef gaditano cocinó su marisma. #Gastroesperanza te da la oportunidad de ver el video de ese día.

csoriano
27 de Marzo de 2020
Desde Reale Seguros Madrid Fusión queremos contribuir a tender puentes durante esta dura travesía porque creemos que hay esperanza y futuro para la gastronomía. Desde hoy, estarán disponibles en la web ver por primera vez una selección de las ponencias más interesantes. La #gastroesperanza está en marcha.
Un colectivo, una comunidad gastronómica española y mundial, que estos días se ha unido más que nunca para hacer frente a la amenaza compartida del Covid-19. Por eso desde Madrid   Fusión ponemos en marcha algunas iniciativas a través de esta página web, donde entre otros contenidos, se irán subiendo a diario las mejores ponencias del congreso.
Mensajes de unidad y fuerza, vídeos y recetas se repiten estos días entre chefs, sumillers, productores, proveedores o camareros. Asusta el mañana, es cierto, pero la fuerza del hoy es mayor. Lo demuestra José Andrés en EEUU, donde el chef asturiano ha sido portada de ‘Time’ por su ayuda en la crisis del coronavirus, a través de su proyecto humanitario World Central Kitchen que ha traído también a España y que tiene como objetivo alimentar a la gente en tiempo de crisis. “Podemos dar de comer a millones de personas durante esta pandemia”, comenta José Andrés. Como él hay muchos más ejemplos. Hay iniciativas más pequeñas pero no menos importantes, como los bares de carretera de Albacete o Granada que abren para atender solo a los cientos de transportistas que mantienen con vida la cadena de suministros o la red de cocineros que en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y otras muchas ciudades trabajan con la persiana cerrada para facilitar la vida al personal sanitario. Las iniciativas se cuentan por miles. La gastronomía no se ha parado. Hay presente y hay futuro.
Somos un colectivo unido y solidario, además de un sector capital en la economía de nuestro y de cualquier país. ¿Qué sería el mundo sin sobremesas? ¿Sin bares? ¿Sin restaurantes? ¿Incluso sin guías? Nuestra vertebración social es primordial y el sector lo sabe. Y no bajará los brazos por duro que sea, tampoco el por miedo a lo que vendrá mañana.
Desde Londres, Chris Galvin (Galvin La Chapelle) y Andrew Wong (A. Wong), dos estrellas Michelin, hablan de ese mañana: “Habrá una recesión global, por lo que tendremos que disminuir menús y cambiarlos con más frecuencia para conseguir que la gente se dé el lujo de volver a salir”; explica el primero. “Los restaurantes de barrio serán los primeros en recuperarse. Los grupos de restaurantes y los del centro de las ciudades dependerán en mayor medida de la economía”, vaticina el segundo.
Por ello toca remar y ser positivos. Lo son los mensajes que recibe Madrid Fusión de todo el mundo. De Brasil, Hong Kong o Indonesia. “Debemos ser fuertes y unirnos para superar esto. Vivimos momentos feos, pero terminarán, y volveremos de nuevo y con más felicidad”, comenta Álex Atala (DOM, Sao Paulo), uno de los chefs brasileños más laureados de la historia.
A miles de kilómetros de Brasil, o de España, sus palabras encuentran eco en las de Kevin Cherkas (Cuca, Indonesia): “Como compañero y amante de la gastronomía, envío mucho ánimo a España. Cuidaos mucho, cuidad de la familia y de los amigos, y reponer fuerzas para cuando termine la tormenta”. Su amigo Vicky Cheng (VEA, Hong Kong) se une: “Envío nuestro amor y nuestra compañía a España y Europa en este momento duro, que solo conseguirá que nos unamos más y salgamos fortalecidos”.
Mensajes de amor de ultramar que se repiten cerca y con garrote. Martín Berasategui azuza: “No podemos flaquear. Hemos trabajado muchos años y muy duro, y es una nueva oportunidad que tenemos que afrontar con energía. Volveremos a ver nuestras mesas llenas de gente con ganas de disfrutar, con más apetito y sed que nunca. Es un empeño colectivo. Debemos seguir demostrando que la vanguardia está viva en España”.
El de Lasarte anima a semejantes: “A mis colegas les digo: estoy seguro que vuestro empeño por hacer felices a los demás os mantiene vivos en estos momentos duros. No os dejéis atrapar por sentimientos negativos. ¡Venceremos!”. Atala asiente.
Lo haremos, Martín; lo haremos, Álex, porque tenemos mucho poder, porque la gente nos necesita. Lo haremos incluso aprendiendo por el camino como sugiere Anne-Sophie Pic (Pic, Francia), única francesa en dirigir un tres estrellas Michelin: “Debemos actuar en consecuencia y valorar lo que tenemos. De esto saldremos con una sociedad menos egoísta y más solidaria”.
Venceremos también porque, “además de necesitar fisiológicamente la cocina para alimentarnos en el mundo post Covid-19 -comenta Toni Massanés, director de la Fundació Alicia-, necesitaremos también esa dimensión cultural de la gastronomía. Porque además de biológicos, somos seres culturales”. Y sociales, “aunque nuestra dimensión social es la que más compromete ahora el dichoso virus”.
No podrá. “La restauración combina su función de industria alimentaria con la de industria cultural, marco de relación social y servicio turístico. Estemos atentos pues a cómo se van replanteando en un futuro estos sectores porque mañana, cuando despertemos, la gastronomía continuará estando ahí, pero habrá cambiado, seguro. Como el mundo. Como nosotros”, asegura Massanés.
Con cambios, arropados, la gastronomía continuará, intentando no dejar a nadie detrás. Este virus no podrá con nosotros. Hemos caminado mucho y somos capital económico y cultural. Nuestra gente lo cree y lo demuestra estos días. Vayamos pensando dónde celebraremos el final del mayor reto vivido. En España y en el mundo.
David Salvador