WMvocento_admin
23 de Enero de 2008

La comida degustación de la tarde del miércoles, magnífica, por cierto, corrió a cargo del Ayuntamiento de Valladolid, institución que echó el resto para representar lo mejor de su gastronomía por segundo año consecutivo en la Cumbre. Y tras la comida, llegaron las nuevas sorpresas: Daniel Patterson nos explicó su forma de trabajar en la cocina haciendo uso de aceites esenciales para potenciar los aromas; Davide Scabin nos mostró el sistema que ha diseñado para realizar un análisis sensorial de los alimentos que le permita profundizar en el conocimiento del producto en la cocina y Keiko Nagae y Christophe Michalak, en una demostración conjunta patrocinada por Valrhona, nos dejaron el más dulce de los sabores en la boca con sus Platos dulces para la carta. Tras sus respectivas demostraciones, llegamos al momento de las conferencias: los blogs y la nueva era de la crítica gastronómica, patrocinada por Carrasco Guijuelo, Las escuelas de corte del jamón ibérico, patrocinada por jamón 5J, El pan en la alta gastronomía, patrocinada por Triticum, ¿Cómo atraer clientes al restaurante a través de una ágina web, patrocinada por Oki (y en la que se hizo entrega a Spai Sucre del Premio a la mejor Web de Restaurante) o la presentación en sociedad, por parte del M.A.P.A., de "Valoración organoléptica y sensorial de los alimentos", fueron las opciones a elegir.
Y después, ya para terminar, Sergi Arola, Quique Dacosta y Joseán Martínez Alija nos enseñaron a valorar el papel del Parmigiano en la alta cocina creativa actual, en una demostración patrocinada por Parmigiano Reggiano, mientras Darío Barrio, Juan Pablo Felipe y Marcelo Tejedor, con e auspicio de Anfaco nos descubrieron el tesoro que las conservas de pescado representan para la cocina de vanguardia.
Por otro lado, también se celebraron la semifinal y la final del II Campeonato de España Trofeo Custodio López Zamarra – Madridfusión. Su ganador, tras una reñida lucha final, fue Javier Gila, sumiller de Lavinia, quien se impuso en la final a dos al sumiller Bruno Murciano. La reñida final se decidió en el servicio y decantación, cuando el segundo clasificado falló en el degüelle de la botella.
Y por otro lado, también ayer, ya para finalizar, tuvo lugar la final del Concurso C3, un certamen al que se presentaban seis finalistas después de una larga etapa previa de selección. Los profesionales llegados a madridfusion se enfrentaron en igualdad de condiciones durante cuatro horas en un concurso que señaló ayer su punto de origen proyectándose hacia el futuro. Tras las presentaciones y deliberaciones ante los jurados, presididos por Ferrán Adriá, el alemán Pierre Lingelser resultó triunfador.